6 de agosto de 2022

Valle de Casablanca: Vitivinícolas buscan ser sustentables

Las vitivinícolas buscan transformarse en una industria baja en carbono y resiliente al cambio climático, a través de un acuerdo público-privado que contempla nueve metas. 

A través de un convenio mixto, es decir, público-privado, que contempla nuevas metas, se busca que las empresas de la industria del vino mejoren su gestión productiva, junto con el desempeño ambiental, esto mayoritariamente en MyPymes.

Con el foco en implementar acciones que contribuyan a mitigar los impactos del cambio climático y resguardar la sostenibilidad del sector vitivinícola del Valle de Casablanca, la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático (ASCC) y la Asociación de Empresarios Vitivinícolas del Valle de Casablanca (AEVC) pusieron en marcha un Acuerdo de Producción Limpia que beneficiará alrededor de 30 empresas productoras de uva y vino.

Este trabajo contempla nueve metas enfocadas en mejorar la gestión productiva y el desempeño ambiental de las empresas, principalmente las MIPYMES.

De esta manera, se busca lograr una mayor eficiencia en el uso de los recursos, generar ahorros y añadir valor al negocio para elevar la posición competitiva del sector, generando mayores aportes sociales en el territorio.

El Acuerdo de Producción Limpia (APL) comienza con la adhesión de 20 empresas, conformadas por Casas del Bosque, Matetic, Santa Sara, Concha y Toro, Emiliana, Agrícola Izaro, Agrícola La Rotunda, Estancia El Cuadro, Agrícola Santa Rosa, Terranoble, Agrícola Tierra Nuestra, Agrícola Mina del Agua, Agrícola Las Colinas de Tapihue, Agrícola Macaire, Agrícola Santa Laura, Agrícola Los Alcornoques, Viñamar, Veramonte, Kamchatka y Agrícola Santa Marta.

La ceremonia se llevó a cabo en Casa Viñamar de Casablanca, donde la ministra del Medio Ambiente, Maisa Rojas, destacó que "la firma de este Acuerdo de Producción Limpia es una muestra del trabajo colaborativo que debe existir para enfrentar las crisis de cambio climático y biodiversidad que nos afectan. Este acuerdo generará, entre otras cosas, capacidades en los trabajadores de la industria para avanzar en sustentabilidad y cambio climático o permitirá avanzar en hacer más eficiente el uso del agua en el sector. Incorporar medidas de adaptación en el desarrollo de actividades productivas es clave para el Chile de hoy. Mientras antes uno se suba al tren de la sustentabilidad, mayores van a ser los beneficios y ganancias para los sectores productivos".

Por su parte, la directora ejecutiva de la Agencia de sustentabilidad y Cambio Climático, Ximena Ruz, aseveró que: "Hemos trabajado y acompañado al sector vitivinícola en distintas e importantes mejoras, pero los compromisos que se plantean en este APL son más ambiciosos, son una respuesta a los desafíos que estamos enfrentando como país altamente vulnerable a los efectos de la crisis climática. Por tanto, este APL está cien por ciento alineado con cuatro de los cinco desafíos que nos hemos trazado como Agencia para los próximos años, como son la carbono neutralidad, seguridad hídrica, aumento de la resiliencia y la transformación tecnológica de las empresas".

Al respecto, Mario Agliati, presidente de la Asociación de Empresarios Vitivinícolas del Valle de Casablanca (AEVC), expresó que: "Somos un Valle comprometido con la sustentabilidad y queremos que nuestro entorno, especialmente la comunidad más cercana a la comuna de Casablanca, se interiorice con nuestro quehacer y el de cada una de las empresas que suscriben este acuerdo, las cuales, de manera particular y silenciosa, ya han comenzado a desarrollar un trabajo orientado a la preservación ambiental y al desarrollo social de su entorno".

En la misma línea el alcalde de Casablanca, Francisco Riquelme, afirmó que "este Acuerdo de Producción Limpia es valioso porque cambia el piso de comportamiento y responsabilidad ambiental en la comuna. Existe un compromiso de mejorar la intensidad de uso de agua y energía, incorporando así mayor eficiencia y competitividad al Valle de Casablanca. Queremos ser reconocidos como un valle sostenible, con vinos con baja huella de carbono e hídrica".

Cabe destacar que entre los principales resultados que se esperan del APL son reducir los indicadores de desempeño energético e hídrico en al menos un 5%. Asimismo, cuantificar la huella de carbono de las instalaciones adheridas y promover la sustentabilidad agrícola a partir del cuidado y conservación de la biodiversidad en los campos productores de uva vinífera.


TEMAS