26 de diciembre de 2022

Corte de Santiago fijó $380 millones como indemnización a familia torturada en 1973

La Novena Sala del tribunal de alzada fijó en $380 millones la indemnización que el fisco deberá pagar a grupo familiar que fue detenido el 11 de septiembre de 1973 y sometido a torturas.

En un fallo unánime, la Novena Sala del tribunal de alzada fijó en $380.000.000 el monto total de la indemnización que el fisco deberá pagar, por concepto de daño moral, a Fernando Soto Zúñiga, a sus hermanas embarazadas al momento de los hechos, Gilda Soto Zúñiga y Silvia del Carmen Soto Zúñiga, con ocho meses de embarazo de la cuarta víctima, Ivonne Sandoval Soto, quienes fueron detenidos el 11 de septiembre de 1973 y sometidos a torturas en la Tenencia de Carabineros de El Monte.

La Novena Sala del tribunal de alzada integrada por las ministras Graciela Gómez Quitral, Lidia Poza Matus y el abogado (i) José Gutiérrez Silva, confirmó la sentencia impugnada, dictada por Decimonoveno Juzgado Civil de Santiago, con declaración, por mayoría, que se eleva el monto indemnizatorio a pagar a cada víctima a una cifra más condigna al daño causado.

"Sin perjuicio de lo señalado, esta Corte estima que en la regulación del monto indemnizatorio no se consideraron debidamente aspectos que han debido ser analizados al resolver. Al efecto, la sentenciadora de grado omitió ponderar suficientemente que las torturas padecidas por los actores fueron inferidas al grupo familiar en su conjunto, incrementando el sufrimiento individual con el pavor por las consecuencias probables en los seres queridos torturados junto a ellos, sometidos a los mismos tratamientos crueles y simulacros de fusilamientos que cada uno de ellos, como táctica de interrogatorio destinada a obtener más y mejor información", sostiene el fallo.


TEMAS